Avisar de contenido inadecuado

El poder de la oratoria

{
}

El poder de la oratoria

 

Plasmar en un papel lo primero que se le venga a la cabeza puede llegar a ser contraproducente. Puede ser positivo, raíz objetiva de los pensamientos existentes; puede ser negativo, fruto de la frustración concordante a lo experimental. Grandes celebridades han pasado a la historia por frases oradas ante abundantes admiradores y detractores. Grandes personajes han pasado a la historia, no obstante, por sus salidas de tono. ¿Tan importante es la oratoria? Si nos remontamos a lejanos tiempos vividos en Grecia, la dialéctica era instruida en las academias, ya fuera como instrumento para la defensa propia (antiguamente, los acusados se defendían mediante sus argumentos), ya fuera para la satisfacción de la cultura ajena. Desde los inicios de la cultura griega hay constancia de discursos de personajes ilustres: en Homero son frecuentes los episodios en los que los héroes se dirigen a la asamblea  al ejército, numerosos poemas liricos contienen arengas militares, exhortaciones, invocaciones, etc. Actualmente, la fuerza de los guionistas y redactores en mayúsculas (véase huelga guionistas U.S.A.). Se dice que todo presidente es recordado por su serenidad y confianza en sí mismo, argumentándose además que ello es logrado por la figura recargada de una mujer; y por su capacidad para convencer a los más escépticos, postulándose que detrás de todo individuo influyente existen un o unos redactores a la altura de dichas situaciones. El que controla la oratoria controla a las masas, el que controla a las masas controla el poder, y el que controla el poder... El mismo Jesucristo  era un predicador que iba de pueblo en pueblo proclamando la "nueva buena". Y esta situación es aplicable a diversos ámbitos del mundo contemporáneo: en lo que a política se refiere destacan el "I had a dream", "Yes, we can", "No preguntéis que puede hacer vuestro país por vosotros, sino que podéis hace vosotros por el"; en el mundo del deporte las arengas y la psicología aumentan su importancia; en los medios de comunicación quien mas quine menos practica sus dotes. El poder de la oratoria es, sin lugar a dudas, una pseudociencia aplicable a lo global, a lo inexistente, a lo esperanzador... el poder de la palabra esta escenificado en aquel que lo expresa y plasma mediante su afán de control. Formar a un formador puede ser un buen inicio para dominar la oratoria, suponiendo que este todo inventado. Chi lo sá

{
}
{
}

Comentarios El poder de la oratoria

muy buen portal.

jorge bandys jorge bandys 06/07/2009 a las 23:32

Ne gusta.  Mi doctorado esta relacionado con el cento en P. R.  Si paso el examen y me aprueban mi didertacion me contactare contigo.  Trata de mantenerte en comunicacion.

Los comentarios para este blog están cerrados.